HomeSolucionesProtección PerimetralBarreras Microondas y Fotoeléctricas

 

Los sensores o barreras microondas pueden detectar intrusos caminando, corriendo o gateando en un entorno al aire libre. Southwest Microwave desarrolló el primer sensor de microondas bi-estático de la industria en 1971, y ha sido pionera en el desarrollo de enlaces de microondas confiables y flexibles y transceptores para la protección de áreas abiertas, puertas o entradas y aplicaciones para azoteas o paredes.

Los sensores de microondas generan un campo electromagnético (RF) entre el transmisor y el receptor, creando una zona de detección invisible volumétrica. Cuando un intruso entra en la zona de detección, los cambios en el campo son registrados y se produce una alarma.

Nuestras barreras microondas proporcionan una alta probabilidad de detección, bajo nivel de alarmas no deseadas y excelente resistencia a la lluvia, niebla, viento, polvo, nieve y temperaturas extremas. La mayoría de los modelos utilizados por Favinca funcionan a una frecuencia de banda K, lo cual maximiza el rendimiento y minimiza las interferencias de fuentes externas de radar.

Las barreras fotoeléctricas consisten en sensores Infrarrojos direccionados de forma lineal a lo largo del perímetro y su aplicación es muy similar a la de las barreras microondas, sin embargo la principal diferencia entre ambas, aparte de la tecnología de detección, es que las barreras fotoeléctricas son menos inmunes a generar alarmas no deseadas que las barreras microondas. También las barreras fotoeléctricas son para despliegues lineales de 650 pies o menores, mientras que las microondas pueden llegar a distancias muy superiores Sin embargo entre sus principales ventajas está su bajo costo y la diversidad de modelos de bajo y amplio rango tanto para exteriores e interiores.

Aliados de Tecnología:

 

     

 
FAVINCA.2013